Riesgos y posibles complicaciones de la Banda Gastrica

Todos los procedimientos quirúrgicos conllevan riesgos. Cuando usted decide realizarse alguno, debe conocer cuáles son estos riesgos. Hable con su cirujano en detalle acerca de ellos y las complicaciones que pueden surgir. Solo entonces tendrá la información necesaria para tomar su decisión.

¿Cuáles son los riesgos generales de la Banda Gastrica?
Usar el Sistema de banda gastrica involucra los mismos riesgos que tienen todas las cirugías mayores. También existe un riesgo extra en cualquier operación para los pacientes con sobrepeso excesivo. Usted debe saber que la muerte es uno de los riesgos, y que puede ocurrir en cualquier momento durante la operación, o como resultado de ella. La muerte puede ocurrir a pesar de que se tomen todas las precauciones posibles.

Existe también riesgo de perforación gástrica (un desgarre en la pared del estómago) durante o después de la operación, que puede hacer necesaria otra cirugía. En los Estados Unidos se realizó un estudio clínico y esto le sucedió solo a menos del 1% de los pacientes. No hubo muertes durante o inmediatamente después de la cirugía.
La edad también puede incrementar los riesgos de la cirugía, así como el exceso de peso. Algunas enfermedades, ya sean causadas por la obesidad o no, pueden también incrementar los riesgos. También existen riesgos debido a medicamentos y métodos utilizados en el procedimiento quirúrgico, y de la misma manera, debido a cómo responda su cuerpo a un objeto extraño implantado dentro de él.

Resultados de cirugías pasadas muestran que la cirugía de banda gastrica puede tener menos riesgos que otros tratamientos quirúrgicos para la obesidad. Los pacientes pueden experimentar complicaciones después de la cirugía, pero ninguna de ellas serias, aunque puede llegar a requerirse hospitalización o reoperación.

Un estudio hecho en Estados Unidos, con un seguimiento de 3 años, reportó que el 88% de los 299 pacientes estudiados tuvieron uno o más eventos adversos, que van desde leves y moderados hasta severos. Los más comunes fueron: Náusea y vómito (51%), reflujo gastroesofágico/ regurgitación (34%), deslizamiento de la banda/ dilatación de la bolsa (24%), y obstrucción del estoma (bloqueo externo de la banda del estómago) (14%).

En este estudio, a 25% de los pacientes se les removió su sistema de banda, de los cuales 2/3 partes fueron después de los efectos adversos.
La dilatación esofageal o dismotilidad (función esofágica pobre) ocurrió en 11% de los pacientes, los efectos de esto a largo plazo se desconocen actualmente.

Estreñimiento, diarrea y disfagia (dificultad para tragar) ocurrió en 9% de los pacientes, y se necesitó de otra cirugía para arreglar un problema inicial con la banda en otro 9%. En otro 9% hubo un procedimiento adicional para arreglar un acceso torcido o con fuga.

El diseño del puerto de acceso ahora ha mejorado. Cuatro de 299 pacientes tuvieron sus bandas desgastadas dentro de sus estómagos. Estas bandas necesitaron ser removidas en una segunda operación.

Las técnicas quirúrgicas también han mejorado para reducir el deslizamiento. Los cirujanos con más experiencia laparoscópica y con estos procedimientos reportan menos complicaciones.

Existen también efectos adversos que no se consideran de seriedad, y ocurrieron en menos de 1% de los pacientes, incluyendo: esofagitis (inflamación del esófago), gastritis (inflamación del estómago), hernia hiatal (inflamación del páncreas), dolor abdominal, hernia, hernia incisional, infección, piel redundante, deshidratación, diarrea, heces anormales, estreñimiento, flatulencia, dispepsia (estar enfermo del estómago), eructos, cardiospasmo (obstrucción del pasaje de comida a través de la base del esófago), hematemesis (vomitar sangre), astenia (fatiga), fiebre, dolor en el pecho, dolor en la incisión, dermatitis por contacto (irritación), sanación anormal, edema (inflamación), parestesia (sensación anormal de ardor, comezón o cosquilleo), dismenorrea (problemas con el periodo menstrual), anemia hipocrómica, goteo de la banda, colecistitis, úlcera esofágica, desplazamiento del puerto, dolor en el lugar del puerto, lesión del bazo, e infección de la herida.

Nuestros especialistas pueden responder a todas sus dudas y aclarar terminos medicos que usted desconozca.
¿Existe alguna posibilidad de que el dispositivo deba ser removido?
El Sistema de banda gastrica es un implante a largo plazo, pero puede ser removido o reemplazado en cualquier momento. Por ejemplo, el dispositivo puede ser removido para manejar cualquier reacción adversa que pueda existir. El dispositivo también deberá ser removido, reposicionado o reemplazado si usted está perdiendo más peso del que usted y su médico crean que debe perder.

Conoce también todas las ventajas de el sistema de Banda Gastrica Lap Band.

¿Cuáles son los riesgos específicos y las posibles complicaciones?
Hable con su médico acerca de las siguientes complicaciones y riesgos:
  • Úlcera
  • Gastritis
  • Ardor de estómago
  • Reflujo gastroesofágico
  • Hinchazón por gas
  • Disfagia
  • Deshidratación
  • Estreñimiento
  • Ganar peso de nuevo
  • Muerte
La cirugía laparoscópica también tiene sus propios problemas:
  • Daño al hígado o al bazo (en ocasiones se requiere remover el bazo)
  • Daño a los vasos sanguíneos importantes
  • Problemas de pulmón
  • Trombosis (coágulos sanguíneos)
  • Ruptura de la herida
  • Perforación del estómago o del esófago durante la cirugía
La cirugía laparoscópica no siempre es posible. El cirujano puede necesitar utilizar un método “abierto” debido a algunas de las razones ya mencionadas en este manual. Esto ha ocurrido en un 5% de los casos en el estudio clínico de Estados Unidos.

¿Como se coloca la Banda Gastrica por laparoscopia ? También existen problemas relacionados directamente con el Sistema Banda Gastrica LAP-BAND:
La banda puede desinflarse espontáneamente debido a una fuga. Esa fuga puede venir de la banda, de la reserva o del tubo que las conecta.
  • La banda puede deslizarse.
  • También puede haber deslizamiento del estómago.
  • La bolsa del estómago puede alargarse.
  • El estoma puede verse bloqueado.
  • La banda puede desgastarse dentro del estómago.
La obstrucción del estomago puede ser causada por:
  • Comida
  • Hinchazón
  • Colocación inapropiada de la banda
  • La banda puede haber sido inflada de más
  • Deslizamiento de la banda o del estómago
  • Bolsa del estómago torcida
  • Agrandamiento de la bolsa del estómago
Existen reportes que indican que el esófago se ha estirado o dilatado en algunos pacientes, lo cuál podría ser causado por:
  • Colocación inapropiada de la banda
  • La banda está demasiado apretada
  • Obstrucción del estoma
  • Trastorno por atracón
  • Vómito excesivo
Los pacientes que tienen un esófago más débil pueden tener más posibilidades de padecer este problema. Un esófago débil no es bueno para pasar comida por medio de él. Platique con su cirujano si es que tiene dificultad para tragar, y él podrá evaluar la situación.

La pérdida de peso con la banda gastrica es típicamente más lenta y más gradual que con otras cirugías para perder peso. Se debe evitar apretar la banda mucho o demasiado rápido para tratar de acelerar la pérdida de peso. La bolsa del estomago o el esófago pueden agrandarse como resultado de ello.
Usted deberá aprender a utilizar su banda como una herramienta que le ayude a reducir la cantidad de comida que ingiere.
Es posible que exista infección, y la banda también puede desgastarse dentro del estómago. Esto puede pasar justo después de la cirugía o años después, aunque rara vez ocurre.
Las complicaciones pueden reducir la pérdida de peso, o también pueden ocasionar que el peso perdido se recupere de nuevo. Otras complicaciones pueden necesitar de otras cirugías para remover, reposicionar o reemplazar la banda.
Algunos pacientes presentan más náuseas y vómito que otros. Usted deberá consultar a su médico si el vómito persiste. La pérdida rápida de peso puede conducir a:
  • Malnutrición
  • Anemia
  • Complicaciones relacionadas
Si ocurre cualquier complicación, necesitará permanecer más tiempo en el hospital, o regresar ahí luego. También existen otras complicaciones menores pero pueden ocurrir. Estas pueden tener poco efecto en el tiempo que tarde su recuperación.

Si usted ya padece algún problema como diabetes, hernia hiatal, esófago de Barret (inflamación severa y crónica de la parte baja del esófago), o problemas emocionales o psicológicos, puede experimentar mayores complicaciones.

Su cirujano considerará qué tan graves son sus síntomas y si es un buen candidato para la cirugía de banda gastrica.

También tendrá mayores riesgos de complicación si ya ha tenido una cirugía antes en la misma área. Si el procedimiento no se realiza laparoscópicamente y por un cirujano experimentado, puede haber mayores riesgos.

Los medicamentos anti inflamatorios que pueden irritar el estómago, como la aspirina, deben ser usados con precaución.
Algunas personas necesitan ácido fólico y suplementos de vitamina B12 para mantener niveles normles de homocisteína.
Los niveles elevados de homocisteína pueden incrementar los riesgos para su corazón y riesgos de que existan riesgos al nacer en la columna.

Si pierde peso rápidamente, puede desarrollar cálculos biliares. Esto puede hacer que sea necesario remover su vesícula biliar.
No existen reportes de enfermedades autoinmunes con el uso del Sistema Banda Gastrica LAP-BAND, aunque se reporta que éstas enfermedades y aquellos trastornos del tejido conectivo, pueden presentarse después de otros dispositivos de silicón. Estos problemas pueden incluir escleroderma y lupus eritomtoso.
No existe evidencia clínica que apoye la relación entre los trastornos del tejido conectivo y los implantes de silicón. Aún se siguen haciendo estudios a largo plazo para evaluar la posibilidad de que exista esa relación.
Usted debe saber, sin embargo, que si existen síntomas autoinmunes después de colocar la banda, necesitará tratamiento. La banda también puede ser removida. Hable con su cirujano acerca de esta opción, y si en la actualidad presenta síntomas autoinmunes, entonces la cirugía de Sistema LAP-BAND no es la correcta para usted.

Remover la banda
Si el Sistema Banda Gastrica LAP-BAND ha sido colocado laparoscópicamente, puede ser removido de la misma manera. Esta es una ventaja de la banda gastrica.

Sin embargo, también puede ser necesario un procedimiento “abierto” para remover una banda.
En el estudio de Estados Unidos, 60% de las bandas removidas fueron de manera laparoscópica.
Los cirujanos reportan que después de que una banda es removida, el estómago vuelve a su estado normal.

En la actualidad no existen razones que sugieran que la banda debe ser reemplazada o removida en algún momento, a menos que ocurra una complicación o usted no quiera perder peso. Es difícil sin embargo, decir si la banda seguirá en su lugar por el resto de su vida. Puede ser necesario removerla o reemplazarla más adelante.
Remover el dispositivo requiere un procedimiento quirúrgico, el cuál conlleva todos los riesgos y posibles complicaciones de cualquier otra cirugía. El riesgo de alguna complicación como erosión o infección aumenta con cada procedimiento extra que se realice.

¿Quieres saber más? Lee las preguntas frecuentes de la Banda Gastrica (FAQ)

¿Tienes dudas ? o necesitas más información ?
Utiliza nuestra herramienta de chat para que le preguntes directamente a alguien de nuestro equipo. Ir al chat

Contactanos

¿Tienes dudas o necesitas más información?
Utiliza el siguiente formulario para contactarnos

Nombre

Correo electronico

Mensaje